Muchos afirman que el ayuno puede acelerar la pérdida de grasa y te hace más saludable. ¿Es cierto? Pues según los estudios realizados por investigadores el ayuno intermitente SI.

Reflexiones sobre el Ayuno

Si has llegado hasta aquí es porque en algún momento has estado leyendo sobre las técnicas de ayuno y te interesa el tema, es más, a mucha gente le interesa porque lleva asociada la idea de pérdida de peso pero, ¿es realmente el camino correcto? .

El ayuno intermitente (SI)

La mayor parte de las técnicas de ayuno comunes se basan en la intermitencia a la hora de desayunar. Y si, esta práctica conlleva también períodos prolongados sin comer.

Pero esto no es nuevo. Todos lo hacemos algún tipo de ayuno intermitente todos los días, excepto que no llamamos así. Lo llamamos dormir. Ya sabes, ingerimos alimentos en la cena y en el desayuno 7 u 8 horas después, es decir, tomamos un descanso entre medias.

Cuando se hace correctamente, puede ayudar a regular el azúcar en la sangre, controlar el colesterol, mantener el peso corporal bajo control, aumentar la masa muscular, extendiendo su vida y más.

Lógicamente (y en muy poco tiempo) el ayuno intermitente se ha convertido en una solución de proporciones cercanas al mito, haciendo creer que la gente de salud y condición física óptima lo practican para mantener su cuerpo en forma.

Pero las investigaciones que se han hecho están todavía empezando. Dentro de 5 años o más podremos entender cómo funciona esta técnica y qué métodos son los mejores.


 

Si realmente te preocupas por tu Salud y la de los tuyos te invitamos a que hagas clic en el siguiente enlace

Seguro Médico


 

La experiencia de una persona

Aunque las investigaciones vayan con retraso en el blog de Polizaplus te traemos un caso de una persona que documentó su experiencia haciendo esta práctica y sus sensaciones durante las horas que duró su experimento:

“Hola, mi nombre es Juan. Y no he comido en 24 horas. ¿Me estoy muriendo de hambre? Bueno, no, en realidad no.

He aprendido que la sensación de hambre comienza alrededor de la 4 o 5 hora después de la última comida. Cuando el estómago te está recordando que ha pasado un tiempo suficiente. Pasado ese plazo, disminuye la demanda de alimento. He aprendido que los picos de hambre disminuyen inmediatamente.

De 20 a 24 horas más tarde, el hambre vuelve otra vez, pero la sensación no es tan aguda”.

Esto tiene que ver con hormonas como la epinefrina, norepinefrina, la insulina, el glucagón, la leptina, y la grelina, y cómo nuestros órganos responden a ellas. Pero vamos a saltar la parte científica.

Uno de los primeros y más importantes beneficios del ayuno intermitente no es físico, es psicológico. El ayuno tiene el poder de reorientar nuestra forma de pensar sobre el comer y en el mundo desarrollado de hoy, seamos sinceros, muchos de nosotros pensamos que tenemos que comer como si fuéramos reyes.

El ayuno, aunque sólo sea por un día, nos enseña:

El hambre no es una emergencia: El hambre (intermitente) no es algo que sea preocupante, de hecho, nada realmente malo sucede si nos saltamos una comida o dos (después de todo, nuestros antepasados sobrevivieron sin un Burguer en cada esquina). Permítete tener hambre, a continuación, intenta tratar de que se vaya de tu mente.

El hambre psicológica es diferente del hambre física: Al final de un ayuno de un día sentirás hambre real y en el futuro podrás usar eso como un punto de referencia para interpretar correctamente el apetito y evitar calorías innecesarias.

¿Quieres poner en práctica la técnica del ayuno intermitente?, nuestro consejo es que lo hagas con la supervisión de un médico o dietista. Las aventuras individuales nunca funcionan y no estamos hablando de experimentos con una prenda de ropa o de una mejora mecánica para nuestro vehículo. Hablamos de nuestro cuerpo.

¿Conoces más sobre esta técnica?. Puedes dejarnos tu comentario más abajo o en nuestra comunidad de Facebook. Estaremos encantados de leerte.