Los propietarios de una vivienda con fines turísticos deben tener en cuenta todas las situaciones a las que deben hacer frente para poder alquilarla: desde reparar los posibles desperfectos de la edificación para su adecuado arrendamiento hasta la cumplimentación del reglamento vigente.

La legislación española contempla diferentes normativas con respecto a este tipo de viviendas, debido a que cada comunidad autónoma define los propios requisitos necesarios para el traspaso.

Es fundamental precisar que son consideradas viviendas de uso turístico aquellos domicilios que el propietario cede a terceros, de forma reiterada, a cambio de una contraprestación económica por un período de tiempo de corta duración.

¿A quién puede interesarle este seguro?

A cualquier persona y/o empresas que disponen de una o más viviendas para uso turístico. Además de tener que registrarla como tal, muchas comunidades autónomas piden la obligatoriedad de contar con un seguro de responsabilidad civil.

Si tengo contratado un seguro de hogar, ¿estoy cubierto?

Muchas residencias vacacionales disponen de un seguro de hogar,  lo habitual al hablar de un alquiler de larga duración. Sin embargo, este tipo de seguros no considera los usos de la vivienda asociados a fines turísticos, por tratarse de arrendamientos estacionales.

No obstante, es importante contar con el este seguro puesto que sí protege frente a otras  circunstancias. Por ejemplo, una avería eléctrica en todo el edificio que retrase la entrada a la vivienda de los inquilinos. El seguro de hogar cubriría los daños materiales y las posibles reclamaciones.

¿Es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil para este tipo de alquileres?

Es necesario ver los requisitos que pide cada comunidad autónoma debido a que varían según las mismas. Lo más frecuente es dar de alta el domicilio en el registro autonómico, pero cada vez más comunidades se suman a la obligatoriedad de tener la vivienda asegurada.

Esta iniciativa sirve para garantizar la seguridad tanto de los dueños como de los ocupantes con un seguro de responsabilidad civil, ya que cubre los daños personales y materiales a terceros durante la estancia.

Por ejemplo, un desprendimiento de una parte del techo del edificio. El seguro de responsabilidad civil responde ante los posibles daños personales y materiales causados a terceros, así como las reclamaciones pertinentes.

¡Contrata tu Seguro de Responsabilidad Civil para Viviendas de Uso Turísticos en Polizaplus.com por 62€!